foto de orla

ya no soy tan jovenzuelo

 

David Fidalgo Omil

Lugo, 1989

La animación es un medio ‘’sin límites’’ que me permite la completa representación de mi realidad, otorgándole tanta importancia a la narrativa como a la experimentación.

 

El eje de mis obras es el ser humano , sus emociones y su situación en el mundo.

Hablo de la infancia, de la pérdida, de la crueldad y de la estupidez humana en general, mi mirada crítica aumenta con el tiempo y la ironía y el humor cada vez son más presentes a la hora de plasmarla.

 

Trabajando con el concepto del meme que inunda Internet, cogiendo algo que ya existe para transformarlo en algo nuevo de dándole un sentido irónico y satírico a la obra, comienzo a trabajar en obras con un carácter humorístico muy claro a la vez que crítico, enfocándome en temas como el machismo que invade la sociedad y que se puede ver impunemente

en la televisión, en la política, en la religión, etc. y en el absurdo que existe en los nuevos medios, como puede ser youtube o las redes sociales.

De esta manera utilizo la animación, que es mi medio natural, para realizar piezas audiovisuales a partir de hechos reales, transformando a sus protagonistas en seres absurdos inteligibles cuyas palabras aparecen subtituladas para sorpresa del espectador.

 

Retrato el mundo a mí manera.