---

 

David Fidalgo Omil

Lugo, 1989

La animación es un medio ‘’sin límites’’ que me permite la completa representación de mi realidad, otorgándole tanta importancia a la narrativa como a la experimentación.

 

El eje de mis obras es el ser humano , sus emociones y su situación en el mundo.

Hablo de la infancia, de la pérdida, de la crueldad y de la estupidez humana en general, mi mirada crítica aumenta con el tiempo y la ironía y el humor cada vez son más presentes a la hora de plasmarla.

 

Me encuentro en un momento en el que el ámbito audiovisual, en ocasiones, se me queda pequeño, por lo que busco romper el imperialismo del encuadre y construir nuevas formas en las que la animación pueda existir y expandirse por el espacio.